Los procedimientos con LASIK son tan populares porque no solo te permiten depender menos de los lentes y los lentes de contacto, sino también te brindan la posibilidad de ver mejor que con los lentes correctivos.
Existen varios tipos de tratamientos con cirugía ocular LASIK, y el cirujano determinará cuál es el más adecuado para ti, según tus necesidades individuales.

Los tratamientos LASIK pueden corregir algunos de los problemas más comunes de la visión, como la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo.

Nuestros profesionales utilizan tecnología de cartografía ocular de avanzada para analizar los problemas de la vista, así como las irregularidades únicas de cada ojo. Después de determinar si eres elegible para la cirugía LASIK, el cirujano te recomendará el procedimiento con LASIK más apropiado para obtener una visión óptima.

Los procedimientos pueden incluir los siguientes:

  • Cirugía LASIK tradicional (queratomileusis in situ asistida con láser): es el procedimiento de corrección de la visión con láser que se realiza con mayor frecuencia. Se crea un colgajo en la superficie ocular y se emplea un láser de excímeros para remodelar el tejido subyacente de la córnea, de modo de mejorar la función de enfoque del ojo.
  • PRK (queratectomía fotorrefractiva): al igual que la cirugía LASIK, la cirugía PRK incluye la utilización de un láser para remodelar la córnea. En lugar de crear un colgajo, se pule una capa delgada externa de la córnea para permitir que el láser remodele el ojo. Esta técnica puede ser una mejor alternativa para determinados defectos oculares.
  • Cirugía LASIK Wavefront Optimized personalizada: la tecnología refractiva WaveLight® combina los avances quirúrgicos más recientes con un procedimiento con LASIK personalizado para lograr la visión ideal. Este sistema ofrece un procedimiento único que, en realidad, tiene en cuenta la forma natural del ojo, dado que corrige la córnea. Como resultado, la cirugía LASIK con la tecnología refractiva WaveLight® ayuda a preservar la calidad de la visión, además de asegurar que los ojos conserven el máximo de naturalidad y alcancen todo su potencial visual.

Recibirás algunas instrucciones sencillas que deberás seguir antes de tu tratamiento LASIK, entre ellas, no usar lentes de contacto durante un par de semanas o unos días. El cirujano te comentará cuáles deben ser tus expectativas durante y después de la cirugía ocular con láser, incluido el tiempo de recuperación.