La cirugía ocular LASIK puede mejorar enormemente tu vida y visión. Un oculista experimentado te realizará un examen completo de la vista para determinar tus necesidades visuales y corroborar si eres un buen candidato para someterte a la cirugía LASIK. La cirugía ocular con láser LASIK puede corregir problemas de la vista, como miopía (visión corta), hipermetropía (dificultad para ver de cerca) y astigmatismo. Después de tu examen de la vista, podrás analizar las diferentes opciones de corrección de la visión con láser y decidir cuál se adapta mejor a tu situación y estilo de vida actuales.

A diferencia de muchos otros proveedores, el LASIK Vision Institute® ofrece una consulta gratis no obligatoria, así que contáctanos hoy y habla con uno de nuestros asesores del cuidado de los ojos para concertar una cita.

Antes de llevar a cabo la consulta de cirugía ocular LASIK, hay algunos criterios generales que te pueden ayudar a decidir si es el procedimiento correcto para ti. Para someterte a una cirugía ocular con láser, deberás tener buena salud ocular y buena salud en general, así como tener expectativas realistas del procedimiento con LASIK.

A continuación, se brindan algunos requisitos de elegibilidad para los candidatos de la cirugía LASIK.

Los candidatos de la cirugía LASIK deben tener buena salud ocular:

  • Su graduación óptica debería estar dentro de determinados valores.
  • No debes tener ninguna enfermedad ocular, incluidos queratótomo, glaucoma sin controlar, cataratas graves, enfermedad de la córnea y determinadas enfermedades del nervio óptico y la retina.
  • No debes tener enfermedades oculares activas o residuales, incluidos neuritis óptica, herpes ocular, algunos casos de ambliopía (ojo perezoso) y estrabismo (desequilibrio muscular).
  • No debes tener infecciones actuales o recurrentes.

Los candidatos de la cirugía LASIK deben tener buena salud en general:

  • Debes tener, como mínimo, 18 años.
  • Para ser un buen candidato para la cirugía ocular con láser LASIK, no debes tener enfermedades autoinmunes, como lupus, artritis reumatoide o esclerosis múltiple.
  • Si tienes diabetes, debe estar bien controlada y no debes padecer retinopatía diabética.
  • Los medicamentos que se toman en determinadas enfermedades pueden retrasar o evitar la recuperación. Debes decirle al cirujano si estás tomando medicamentos o los ha tomado en el último año.
  • No puedes estar embarazada ni estar amamantando, ni tener intenciones de quedar embarazada en los siguientes 6 meses posteriores a la cirugía. Si estás amamantando y planeas hacerte la cirugía ocular con láser LASIK, debes esperar, al menos, 3 meses después del período de lactancia. Las fluctuaciones hormonales pueden afectar la estabilidad visual.

Consideraciones y expectativas:

  • Durante la preparación para el procedimiento de LASIK, no podrás usar lentes de contacto por un período prolongado antes de la cirugía debido a que estos alteran de manera temporal la forma de la córnea. Tu oculista determinará la cantidad de tiempo que suspenderás el uso de los lentes de contacto. Para la cirugía LASIK, esto es muy importante. Al interrumpir el uso de las lentes de contacto y permitir que la forma de la córnea vuelva a su estado natural, en la exploración láser, se puede determinar con precisión las dimensiones específicas de los ojos. Esto asegurará que el láser se programe para reflejar tu verdadero estado visual y permitirá que la cirugía sea lo más eficaz posible.

Es importante que te comprometas a seguir las instrucciones posoperatorias que te indique el oftalmólogo, entre ellas:

  • Descansar la vista inmediatamente después de la cirugía.
  • Utilizar las gotas oculares prescritas y no prescritas para lubricar los ojos después de la cirugía.
  • Acudir a las citas de seguimiento para evaluar la recuperación y la salud de los ojos.
  • No realizar algunas actividades que podrían afectar el proceso de recuperación (como natación)