¡Felicitaciones! Ahora que te has sometido a la cirugía ocular con láser, sigue estos pasos de recuperación simples para lograr el máximo resultado en la visión.

Después de haber finalizado con éxito la cirugía ocular con láser, pídele a un amigo que te lleve hasta tu casa y utiliza lentes de sol. Descansa la vista y mantén los ojos cerrados para sentirte cómodo.

Lo ideal será mantener los ojos cerrados entre 2 y 4 horas como parte del proceso de recuperación inmediato de la cirugía LASIK. Por ende, tomarte una siesta y utilizar los protectores de plástico transparente te ayudará con el proceso de recuperación. Es posible que experimentes una leve sensibilidad durante unas pocas horas, pero la incomodidad debería ser mínima. Después de transcurridas entre 2 y 4 horas, retira los protectores de plástico y, de acuerdo con las indicaciones del cirujano, empieza a utilizar las gotas oculares prescritas para la recuperación y mantener los ojos lubricados y sin molestias.

Evita frotarte, apretarte o tocarte los ojos después de la cirugía LASIK, dado que su superficie aún está sensible. Utiliza los protectores de plástico cuando vayas a dormir y si los ojos están sensibles a la luz, ponte los lentes de sol. Si los ojos están secos o se irritan, colócate lágrimas artificiales sin conservantes para aliviar las molestias.

Los cirujanos de LASIK recomiendan descansar las primeras 24 horas después de la cirugía ocular con láser. Por lo tanto, evita leer, trabajar en la computadora, hacer actividades intensas y mirar televisión durante este tiempo.

No te bañes el primer día y evita que ingresen jabón y agua en los ojos por varios días.

Recuerda tomar los medicamentos que el doctor te haya prescrito y sigue sus indicaciones.

Conoce lo que ocurre 1 día después de la cirugía ocular LASIK.